• FUNDACIÓN LA CASA DEL CAMINO
  • Img Fun2
  • Img Fun3
  • Img Fun4
  • Img Fun5
  • FUNDACIÓN LA CASA DEL CAMINO

    Somos una organización sin ánimo de lucro, legalmente constituida, ubicada en el barrio de Aguas Claras en la localidad de San Cristóbal Sur, Bogotá.

    Nacimos de la buena voluntad y extrema dedicación de un grupo de personas comprometidas con las causas sociales que desde 2001 entregan parte de su tiempo para apoyar el desarrollo social de cientos de niños, sus familias y su comunidad.

    En el año 2012 se inicia el programa Educa-te con apenas 15 niños que se reunían en un ranchito sin ninguna infraestructura. Leían cuentos, discutían acerca de los valores morales y aprendían de manera lúdica sobre Jesús y sus enseñanzas.

    Casi 5 años después, de mucho trabajo y perseverancia en el bien, contamos con 105 niños que todos los sábados llenan nuestros corazones de alegría y esperanza.

    Ahora con una sed propia y con el apoyo de más de 30 voluntarios, podemos ofrecer una atención más completa con el objetivo de desarrollar integralmente los niños. (Cuerpo, alma y corazón).

  • FUNDACIÓN LA CASA DEL CAMINO

    Somos una organización sin ánimo de lucro, legalmente constituida, ubicada en el barrio de Aguas Claras en la localidad de San Cristóbal Sur, Bogotá.

    Nacimos de la buena voluntad y extrema dedicación de un grupo de personas comprometidas con las causas sociales que desde 2001 entregan parte de su tiempo para apoyar el desarrollo social de cientos de niños, sus familias y su comunidad.

    En el año 2012 se inicia el programa Educa-te con apenas 15 niños que se reunían en un ranchito sin ninguna infraestructura. Leían cuentos, discutían acerca de los valores morales y aprendían de manera lúdica sobre Jesús y sus enseñanzas.

    Casi 5 años después, de mucho trabajo y perseverancia en el bien, contamos con 105 niños que todos los sábados llenan nuestros corazones de alegría y esperanza.

    Ahora con una sed propia y con el apoyo de más de 30 voluntarios, podemos ofrecer una atención más completa con el objetivo de desarrollar integralmente los niños. (Cuerpo, alma y corazón).

  • FUNDACIÓN LA CASA DEL CAMINO

    Somos una organización sin ánimo de lucro, legalmente constituida, ubicada en el barrio de Aguas Claras en la localidad de San Cristóbal Sur, Bogotá.

    Nacimos de la buena voluntad y extrema dedicación de un grupo de personas comprometidas con las causas sociales que desde 2001 entregan parte de su tiempo para apoyar el desarrollo social de cientos de niños, sus familias y su comunidad.

    En el año 2012 se inicia el programa Educa-te con apenas 15 niños que se reunían en un ranchito sin ninguna infraestructura. Leían cuentos, discutían acerca de los valores morales y aprendían de manera lúdica sobre Jesús y sus enseñanzas.

    Casi 5 años después, de mucho trabajo y perseverancia en el bien, contamos con 105 niños que todos los sábados llenan nuestros corazones de alegría y esperanza.

    Ahora con una sed propia y con el apoyo de más de 30 voluntarios, podemos ofrecer una atención más completa con el objetivo de desarrollar integralmente los niños. (Cuerpo, alma y corazón).

  • FUNDACIÓN LA CASA DEL CAMINO

    Somos una organización sin ánimo de lucro, legalmente constituida, ubicada en el barrio de Aguas Claras en la localidad de San Cristóbal Sur, Bogotá.

    Nacimos de la buena voluntad y extrema dedicación de un grupo de personas comprometidas con las causas sociales que desde 2001 entregan parte de su tiempo para apoyar el desarrollo social de cientos de niños, sus familias y su comunidad.

    En el año 2012 se inicia el programa Educa-te con apenas 15 niños que se reunían en un ranchito sin ninguna infraestructura. Leían cuentos, discutían acerca de los valores morales y aprendían de manera lúdica sobre Jesús y sus enseñanzas.

    Casi 5 años después, de mucho trabajo y perseverancia en el bien, contamos con 105 niños que todos los sábados llenan nuestros corazones de alegría y esperanza.

    Ahora con una sed propia y con el apoyo de más de 30 voluntarios, podemos ofrecer una atención más completa con el objetivo de desarrollar integralmente los niños. (Cuerpo, alma y corazón).

  • FUNDACIÓN LA CASA DEL CAMINO

    Somos una organización sin ánimo de lucro, legalmente constituida, ubicada en el barrio de Aguas Claras en la localidad de San Cristóbal Sur, Bogotá.

    Nacimos de la buena voluntad y extrema dedicación de un grupo de personas comprometidas con las causas sociales que desde 2001 entregan parte de su tiempo para apoyar el desarrollo social de cientos de niños, sus familias y su comunidad.

    En el año 2012 se inicia el programa Educa-te con apenas 15 niños que se reunían en un ranchito sin ninguna infraestructura. Leían cuentos, discutían acerca de los valores morales y aprendían de manera lúdica sobre Jesús y sus enseñanzas.

    Casi 5 años después, de mucho trabajo y perseverancia en el bien, contamos con 105 niños que todos los sábados llenan nuestros corazones de alegría y esperanza.

    Ahora con una sed propia y con el apoyo de más de 30 voluntarios, podemos ofrecer una atención más completa con el objetivo de desarrollar integralmente los niños. (Cuerpo, alma y corazón).

“NACIMOS DE LA BUENA VOLUNTAD Y EXTREMA DEDICACIÓN DE UN GRUPO DE PERSONAS COMPROMETIDAS CON LAS CAUSAS SOCIALES DESDE 2001”

Muchos niños al llegar a sus casas recibían ejemplos o tenían referencias que entraban en conflicto con lo que se enseñaba en la fundación, por eso a lo largo del tiempo sentimos la necesidad de también educar a las familias y hoy día contamos con una escuela de padres que trata de cerrar el ciclo de aprendizaje y también entregar mercados a las familias de recursos más escasos de la comunidad.
La mayoría de esas familias han sido desplazadas por la violencia, sufren con la drogadicción, con el desempleo lo que impide que se rompan los ciclos de pobreza.

Creemos que cuando se cambia una vida, se cambia el mundo y nosotros querem os ser parte de esa transformación.

Encontramos finalmente nuestra motivación en Jesús y en sus enseñanzas de amor y servicio a los demás.

Todos los voluntarios y patrocinadores de ese proyecto terminan siendo los más bendecidos. A cada sonrisa, abrazo o mirada cariñosa de esos niños nos hace recordar lo que realmente importa en la vida y cuan sencilla es la verdadera felicidad en ese mundo que muchas veces parece cruel.

Seguiremos trabajando en nombre del amor y por la causa mayor de la transformación moral de todos los que encontremos por el camino.

Y se levantó un doctor de la ley, y le dijo por tentarle: Maestro, ¿qué haré para poseer la vida eterna? – Y él le dijo: ¿En la ley, qué has escrito? ¿Cómo lees? El respondiendo, dijo: Amarás al Señor tu Dios de todo corazón, y de toda tu alma, y de toda tus fuerzas, y de todo su entendimiento, y a tu prójimo como a ti mismo. – Y le dijo: Bien has respondido, haz eso y vivirás. Mas él, queriéndose justificar a sí mismo, dijo a Jesús: ¿Y quién es mi prójimo? Y Jesús, tomando la palabra, dijo: Un hombre bajaba de Jerusalén a Jericó y dio en manos de unos ladrones; los cuales le despojaron: y después de haberlo herido le dejaron medio muerto y se fueron. – Aconteció, pues, que pasaba por el mismo camino un sacerdote, y cuando le vio, pasó de largo. – Y así mismo un levita,

llegando cerca de aquel lugar y viéndole pasó también de largo. – Mas un samaritano que iba por su camino, se llegó cerca de él, y cuando le vio, se movió a compasión. – Y acercándose le vendó las heridas, echando en ellas aceite y vino, y poniéndolo sobre su bestia, lo llevó a una venta, y tuvo cuidado de él. – Y otro día sacó dos denarios y los dio al mesonero y le dijo: Cuídamele: y cuanto gastares de más yo te lo daré cuando vuelva. ¿Cuál de estos tres te parece que fue el prójimo de aquel que dio en manos de los ladrones? – Aquél, respondió el doctor, que usó con él de misericordia. Pues ve, le dijo entonces, Jesús, y haz tú lo mismo. (San Lucas, cap. X, v. de 25 a 37).